sábado, 13 de diciembre de 2014

“Costa de las piedras” 1979 - El Magnolio


El vigilante se ha puesto el viejo uniforme y ha vuelto a sacar el coche.
Cuando alguien se le sube  a las barbas, ya se sabe, saca el coche y se da un paseo
empujándolo, no se da cuenta de que ya nadie le hace caso, después de tantos años.
Hoy va con él la del abrigo de pieles sudando la gota gorda.
Esa lo que cuida y pasea es el abrigo, y conserva una colección de 
invitaciones de boda y entradas de teatro.



miércoles, 26 de noviembre de 2014

“Cancionero del Vaso” 1980 - Pablo Virumbrales


Me muerdes, me atenazas, me destrozas,
me rompes, me desgarras, me quebrantas,
cuando tus labios buscan a mi vida.
Desde una mañana, bien me acuerdo,
que mi cuerpo tembló sobrecogido
al sentir sobre mí la piel núbil
y suave como una estrella del olvido,
de una niña inocente y perdida
como yo, sólo he buscado eso,
la caza de la felicidad cada
alborada, hecha de una sonrisa
femenina, de unos ojos verdosos o
azulados, de la curva insinuante
de unos pechos, de un abrazo
preñado de insolencia y esperanzas,
pero solo contigo he descubierto
el nacimiento de cada recoveco
del sentido, la voladora pasión
de un sol eterno, el dolor
tan intenso del deleite, la acogedora
furia del mordisco, mujer, vagina,
savia, semen, fuego, corazón,
intestinos, sangre, nieve, luz,
estertor, gemido, desvarío, turbión,
tormenta, climax, desmayo, paz,
ternura, perfecta sinfonía,
desolación, descanso, eternidad a trozos.

miércoles, 19 de noviembre de 2014

“El que no ve” 1980 Leopoldo María Panero


EL ANTICRISTO
(Sebastian en el sueño)

En el Metro vi a un hombre inmensamente bello
que miraba a los hombres como se mira a un pedo
en la calle vi a un hombre atrozmente hermoso
que tenía en la frente la cifra de justicia,
el blanco 5, el blanco número
que dividió a los cielos.

THE END

He fumado mi vida y del incendio 
sorpresivo quedan 
en mi memoria las ridículas colillas: 
seres que no me vieron, mujeres como vaho, 
humo en las bocas, y silencio 
por doquier, como un sudario 
para lo que no quise ser, y fue 
como vapor o estela sobre las olas ociosas, niños con marinera 
que en la escuela aprendieron el Error. 
No había nadie en aquel pozo, estaba 
vacía la cárcel, pienso cuando 
abriendo al fin la puerta, y descorriendo 
por fin el cerrojo que me unía 
inútilmente a las águilas, y me hacía 
amar las islas y adorar la nada, 
descubro 
banal, y sonriéndome, la luz.

sábado, 18 de octubre de 2014

Luis Auserón - Spiritual 1 de Leopoldo Maria Panero (1994)

Luis Auserón - Spiritual 1
de Leopoldo Maria Panero 
del Disco "en la cabeza" (1994)

video

Spiritual 1

Salí a la calle y no había nadie, 
salí a la calle y no había nadie, 
¡oh, Señor!, desciende por fin 
porque en el Infierno yo no hay nadie.

miércoles, 8 de octubre de 2014

“Los Idiotas” 2012 - Ricardo Moreno Mira


Escribo para ver el infierno. Porque cada palabra es una  cerilla. 
Como una cerilla que enciendes cerca de una gasolinera.

---

Escribo porque todo podría estar en llamas. 

---

Escribo para ser oído. 

---

 Porque la grandeza de la literatura está en su fracaso definitivo.
Porque la literatura es como un tambor de hojalata 
que golpeamos para hacer bailar a los osos, 
cuando quisiéramos estremecer las estrellas (Flaubert)

---

Un millón de cerdos

Un gallo cacareando bajo un diluvio: Eso es el Apocalipsis.
Un cocodrilo al sol:  Eso es el Cristo.
Un perro que nos acecha al final de la calle: Eso es la muerte.
 Un caballo empapado en sudor: Eso es el sexo.
 Un hipopótamo entre nenúfares: Eso es la armonía.
Un escorpión bajo una piedra: Eso es Dios.

 Un millón de chillidos de cerdos en el matadero: Eso es amor.

lunes, 29 de septiembre de 2014

“ El cuento de la isla desconocida” 1998 - José Saramago


...Dividido entre la curiosidad irreprimible y el desagrado de ver tantas 
personas juntas, el rey, con el peor de los modos, preguntó tres preguntas seguidas, 
Tú qué quieres, Por qué no dijiste lo que querías, 
Te crees que no tengo nada más que hacer,
pero el hombre solamente respondió a la primera pregunta, 
Dame un barco, dijo.
El asombro dejo al rey hasta tal punto desconcertado 
que la mujer de la limpieza se vio abrigada a  
acercarle una silla de enea, la misma en la que ella se sentaba 
cuando necesitaba trabajar con el hilo y la aguja...

viernes, 26 de septiembre de 2014

“Baladas del dulce Jim” 2010 - Ana María Moix


Por el río bajó el caballo blanco hasta el mar con la noticia:
que las palabras se vendían. Y allí, en el Delta, 
vio el gran sueño: Ay, Dios, qué que pena de caballo hay 
en el aire cuando llueve sobre la espuma quieta, 
loca, de nadie.

----

Moriré en París, como César, una tarde de frío y aguacero.
Se lo dije a la sombra, antes de que se fuera:
Habrá un muerto que no saldrá en los periódicos.
Y sonrió con labios de fantasma y risa hueca.

miércoles, 17 de septiembre de 2014

“Cortometrajes” 2006 - Ángel Guache & César Fernández Arias


No se como solucionar este problema. ya he probado todos
 los métodos imaginables.
Tengo el cuerpo magullado, lleno de moretones, 
de chichones, varios huesos rotos.
Cuando me duermo, mi cuerpo deja de cumplir la ley de la gravedad
y asciende hasta quedar pegado al techo, cerca de la lampara.
Pero en el momento en que me despierto vuelve a obedecer la ley gravitatoria
y caigo con  todo mi peso averiándome morro, costillas 
y cualquier parte de mi aerodinámica anatomía, organizando un estrépito 
del que ya están hartos los vecinos. 
He probado atándome a la cama; incomprensiblemente ascendemos juntos. 
Me he abrazado a mi amantísima Luisa y juntos nos elevamos 
a la primera cabezada.
He puesto piedras encima de mi panza, echado un ancla de buche 
sombre el parquet: no hay forma de evitar la ascensión.
No me atrevo a dormir al aire libre. Se que me despertaria en el espacio sideral
y que podría ser a traído por otro planeta.
En cualquier caso la caída, el golpetazo, sería, impepinablemente, de antología.
A veces pienso que me gustaría ser de goma.





domingo, 31 de agosto de 2014

“Headless - Ritmando la pena de muerte” 2001 - Bernardí Roig & Leopoldo María Panero


Lamiendo con mis labios la cera
el poema es un pájaro muerto
y la poesía el ritual del neurótico obsesivo
Que aún escribe en la sombra 
ritmando la pena de muerte.

----

a ti que sobre la muerte de la poesía
escribiste mi nombre
cuando orinábamos juntos en un bar de 
Tanger
y vendíamos hachish a los lobos
regalandole la limosna del grito
y regalándoles el agua del Aqueronte
a tí que sobre mi cabeza escribes
poemas de honor al diablo
señor de los vencidos
señor del desespero
señor de la otra vida
porque allí donde la muerte se explica
empieza la otra vida
-incipit vita nova-
oh Jakob Boehme de los vencidos
sol del desierto criatura de la nada y del 
fango
y allí en el fango es donde verdaderamente
incipit vita nova.



miércoles, 27 de agosto de 2014

"Narración de Arthur Gordon Pym" 2005 - Edgar Allan Poe


Nuestra situación, tal como se nos presentó entonces, apenas era menos
aterradora que cuando creímos estar enterrados para siempre. No veíamos ante nosotros
más perspectivas que la de ser inmolados por los salvajes, o la de arrastrar una
existencia miserable de cautividad entre ellos. Ciertamente, podíamos ocultarnos por un
tiempo a su observación entre la fragosidad de los montes o, como último recurso, en el
barranco de donde acabábamos de salir; pero moriríamos de frío y de hambre durante el
largo invierno polar, o seríamos descubiertos últimamente al esforzarnos por llegar
hasta los indígenas.
La comarca entera parecía hormiguear de salvajes, cuyas multitudes, que
percibíamos ahora, habían llegado desde las islas hasta la parte sur en balsas nuevas, sin
duda con el propósito de prestar su ayuda en la captura y saqueo de la Jane

miércoles, 16 de julio de 2014

“El último hombre” 1984 - Leopoldo Maria Panero


PROYECTO DE UN BESO

Te mataré mañana cuando la luna salga 
y el primer somormujo me diga su palabra 
te mataré mañana poco antes del alba 
cuando estés en el lecho, perdida entre los sueños 
y será como cópula o semen en los labios 
como beso o abrazo, o como acción de gracias 
te mataré mañana cuando la luna salga  
y el primer somormujo me diga su palabra 
y en el pico me traiga la orden de tu muerte 
que será como beso o como acción de gracias 
o como una oración porque el día no salga 
te mataré mañana cuando la luna salga 
y ladre el tercer perro en la hora novena 
en el décimo árbol sin hojas ya ni savia 
que nadie sabe ya por qué está en pie en la tierra 
te mataré mañana cuando caiga la hoja 
decimotercera al suelo de miseria 
y serás tú una hoja o algún tordo pálido 
que vuelve en el secreto remoto de la tarde 
te mataré mañana, y pedirás perdón 
por esa carne obscena, por ese sexo oscuro 
que va a tener por falo el brillo de este hierro 
que va a tener por beso el sepulcro, el olvido 
te mataré mañana cuando la luna salga 
y verás cómo eres de bella cuando muerta 
toda llena de flores, y los brazos cruzados 
y los labios cerrados como cuando rezabas 
o cuando me implorabas otra vez la palabra 
te mataré mañana cuando la luna salga, 
y así desde aquel cielo que dicen las leyendas 
pedirás ya mañana por mí y mi salvación 
te mataré mañana cuando la luna salga 
cuando veas a un ángel armado de una daga 
desnudo y en silencio frente a tu cama pálida 
te mataré mañana y verás que eyaculas 
cuando pase aquel frío por entre tus dos piernas 
te mataré mañana cuando la luna salga 
te mataré mañana y amaré tu fantasma 
y correré a tu tumba las noches en que ardan 
de nuevo en ese falo tembloroso que tengo 
los ensueños del sexo, los misterios del semen 
y será así tu lápida para mí el primer lecho 
para soñar con dioses, y árboles, y madres 
para jugar también con los dados de noche 
te mataré mañana cuando la luna salga 
y el primer somormujo me diga su palabra.

domingo, 6 de julio de 2014

“Poemas a una canción de amor” 2014 Javier Corcobado


Presumido

Me agrada el modo subjetivo
en que me miran por la calle,
me siento invisible.
Podría ir desnudo
si quisiera.

Ignoran
que soy capaz de eliminarlos
con un cierre de párpados.

Errigoiti. Junio de 2012.

---

Bosón de Higgs y el bosque

Me introduje furtivamente
en el bolsillo izquierdo
de un bosón de Higgs.
Viajamos no viajando
a la velocidad del orgasmo telepático,
no demasiado rápido.
De pronto se hizo de noche
y de día a la vez.
Se a brio entre nosotros
un agujero de infinito diámetro
y de eterna pequeñez.
Y entramos en él.
Era una vena de Dios.
Olía bien.
Todas las nubes guardadas
e mis recuerdos
oxigenaron mis pulmones
y volví a respirar.
Durante un tiempo impreciso
fui el hermano menor de mi hija,
fui mi abuela muerta
y hasta un viejo rey mago.
En el útero de un futuro ya ajado
me senté a fumar un cigarrillo
y a beber vino,
rascándome en el sitio exacto
donde me picaba:
mi ombligo, huella imborrable
del bosón de Higgs.
Y la pradera se masturbaba
contemplando la desnudez
de las yeguas maduras.

Bilbao-Madrid. 5 de julio de 2012

martes, 1 de julio de 2014

“Cancionero del hombre herido (Alondra)” 1983 - Felix F. Medina Mendoza


Soledades del hombre herido,
grises tardes de otoño...

Difusas de sombras, manto
que enseñorea la tarde
difuminando el planeta.

Herido soy en presente
por un origen de frío,
¡ay! pobre corazón mío
que estruendo cual torrente.

Hombre herido, detente,
demuestra tu fuerza y brío
aprisionando el estío
que aún te queda en la mente.

Aprisiona una nube, hazla río
de luna transparente,
hazla pírica fuente
donde se cauterice el dolor mío.

Loco tormento mío
que alevoso y potente
a la mansión de lo ausente
arrastra mi amor baldío.

Lágrimas no hacen olvido
cuando se vierten sobre mi tumba,
pero el olvido retumba
cuando se llora a un ser vivo.

¡Musas!... conducidme al leteo río
para dejar de sufrir,
tal vez en este morir,
venga el recuerdo que tanto ansío.

Ella es mi curso y mi río...


jueves, 26 de junio de 2014

“Y mientras Roma ardia” 2012 - Raúl Bernal (Jean Paul)


Qué complicado,
mantener
en un centro el pensamiento
rebuscar entre ideas
cotidianas,
adentrarse
en el infinito
de neuronas, sangre, impulsos,
para formalizar
todo aquello
que desconocías 
llega a dilucidar,
cuando te distraen,
constantemente,
los golpes
secos
de todo
tus amigos
al caer
de 
rodillas.
Derrotados.

---

En algún lugar
se esconde lo mejor de hoy,
como un animal
perdido.

---

Los hombres sabios
caminan con la cabeza baja,
humildes como el polvo.

viernes, 20 de junio de 2014

“Poemas del pájaro y la oruga” 2014 - Leopoldo María Panero


Es el silencio la única flor
que horada la tumba
y busca la pérdida
y anhela el pasado
parecido a una oruga
como hormiga pisoteada
como flor bajo el zapato
como hombre
barrido por el viento.

---

Sólo soy un pájaro nadando en el olvido 
un pájaro que grita la palabra “abismo”
un pájaro desnudo ante el abismo
un limón amarillo ante la nada
buscando aún tercamente la palabra nada.

lunes, 16 de junio de 2014

“Otoño asesino” 2013 - El Ángel


En los campos están las ciudades
en las ciudades están las calles
y en las calles están las casas
y en las casas las medias verdades y los propósitos equívocos 
yo te he creído siempre
y no sé por qué
después de todo estoy entendiendo constantemente cosas
que tú jamás dijiste
debo tener una imaginación de cojón de mico
y de todas maneras da igual
las intenciones hay que demostrarlas
una vez y las que hagan falta
en un grupo de rock’n’roll o en una relación afectiva

¿Por qué me permitisteis volver a creer en todo eso?
me hubiera producido menos sufrimiento el seguir fiel a mi 
nihilismo
el ángel escéptico
el que no siente
el que no padece
el que soñó una vez que nada ni nadie eran necesarios
eso ya no me lo creo ni yo mismo ni tu madre...



miércoles, 11 de junio de 2014

“Antropogenia” 2014 - Ricardo Moreno Mira


ANTROPOGENIA, Extractos y fragmentos de un extenso 
y monumental poema-canto genésico

Y este es el origen de la vida y los eones y eras de la Tierra
el Críptico, hace 4500 millones de años, con la formación del mundo
el Nectário, con grandes impactos de cuerpos meteoros en la Luna
el Hadeico y el Imbrico, y el Arcaico, dónde surgen las primeras células
y el supercontinente Vaalbará, y ahí comienza la fotosíntesis 
y se encuentran los primeros restos fósiles, el Proterozoico
con la gran Oxidación y la atmósfera oxigénica...

--------

He aquí la descendencia de Adán, dice el libro
“Adán engendró a Set, y este aún vivió 930 años
Set engendro a Enos, Enos a Cainán, este a Malaleel, Malaleel a Jared
y Jared a Enoc, y este “anduvo en la presencia de Dios
y después no fue visto más, porque Dios se lo llevó”
de Enoc nació Matusalén, que vivió 969 años
y de Matusalén, Lamec, y de este Noé
y Noé, a la edad de 500 años engendró a Sem
Cam y Jafet, y de estos las razas, de Sem, los semitas
que pueblan el oriente y el África Mediterránea
de Cam, los negroides de la África austral y salvaje
de Jafet, los indoeuropeos que ocupan Europa y el Asia, de las estepas
y la tundra, y mas allá de los ríos gemelos y la India... 

--------

De como llegó Castilla al Nuevo Mundo, y la tierra de oro y la gloria
hasta un imperio de sangre en el Oeste, y la cruz que llevó consigo
como bandera de su conquista, de cómo se mezclaron con ellos
y como dieron a luz una raza mestiza y fecunda, luz de dos mundos
de cómo Colón llegó a América, a la isla de San Salvador, el 12 de octubre
de 1492, creyendo en realidad que había llegado a la India...


jueves, 5 de junio de 2014

“El amor en los sanatorios” 2014 - José Ángel Barrueco


El paseo de los raros

míralos, allá van:
locos, ebrios y desesperados

caminando por los parques de tu ciudad
en la quietud de las sobremesas de verano

hablan solos, tienden puentes, fuman colillas
son como personajes de Samuel Beckett:

prisioneros de su cabeza,
varados en lenguajes ficticios.

lunes, 2 de junio de 2014

“La paz es un grito verde” 1982 - Angeles Amber


EL RASTRO DE MADRID

I

Preside Eloy Gonzálo con su lata
su muy castiza Plaza de Cascorro...
Un chico bebe en un botijo a morro,
vende un gitano un prendedor de plata.

Una gavilla humana se desata
e inunda la Rivera, como un chorro.
Aquí se vende el quitasol y el gorro,
el broche de oro fino o de hojalata.

Humanidad, curiosa y bullanguera
que por cada rincón de la Rivera
quiere encontrar su ganga, como un astro...

Todos sueñan poder hallar un Goya
o encontrar camuflada alguna joya...
¡Es el hechizo típico del Rastro!

II

El Rastro tiene un ancho meridiano
donde exponen sus cuadros los pintores.
El Rastro tiene Santos Protectores
careciendo de un ojo o de una mano.

Vende el Rastro lo bueno y lo mediano,
llaves de vieja iglesia, arcos, tambores...
Si te engañan allí, no lo deplores;
nunca se pasa por el Rastro en vano.

Compiten el chalán y el comerciante
en "colocar su rollo" al visitante:
glosan gabán o piedra de mechero...


A empujones se va, Rivera abajo,
comprando campanillas sin badajo,
una silla, unas botas o un perchero.

III

Una Virgen, de cuerpo carcomido
es un prometedor renacimiento.
Don Nicanor toca el tambor al viento.
De un balcón sale aroma de cocido.

Un viejo disco lanza su alarido
cantando su terrible desaliento;
El Rastro mezcla todo el condimento;
el color, el sabor, lo indefinido...

Tiendas de antigüedades, misteriosas,
donde las más inusitadas cosas
se exhiben, pudorosas o insolentes...

El corsé de ballenas de la abuela,
el soplillo, la plancha, la cazuela
y un rosario de cuentas diferentes...

IV

Los grandes almacenes, viejo y nuevo
se ven avariciosos de su encanto;
parece que vender no importe tanto
y cada prenda espera su relevo.

Pero, estar en el Rastro, ya es un cebo
y, si es una belleza o un espanto,
hay quien, apenas sin preguntar: ¿cuánto?
dice con alegría: "¡ Me lo llevo!"...

Es una inagotable mercancía
que fluye, nuevamente, cada día,
con su atractivo y su color añejo...

El Rastro siempre saca de la manga
el alegre incentivo de una ganga
para el fiel buscador del trasto viejo.

V

Sentado, como un Buda, en su estera,
custodia un oriental su mercancía;
joyitas de oropel, policromía,
un pomo de cristal, una cartera...

Ocupan sus parcelas en la acera
obreros de diversa artesanía,
con abalorios, cromos, platería,
un perfume, un pañuelo, una pulsera...

Una bella canción remonta el ruido
en la voz de un cantante conocido
y cada pregonero acalla el grito...

Una nueva grabación ampurdanesa
la gran voz de Lluis Llach el aire besa,
cantándole a su pueblo pequeñito.

VI

El Rastro es el polícrono hormiguero,
tapete de ganchillo, castañuela,
la arrugada vejez de una ciruela,
la tersura de un rostro quinceañero.

El Rastro es el reloj que da primero
la campanada de su vieja escuela.
Por la afición al Rastro se nos cuela
un no se qué, chalán y trapacero.

Y, cuando el Rastro atrapa, como un vicio,
su despótica voz saca de quicio
al que presumió siempre de tacaño...

Será la voz del Rastro una sirena
que hará, en un día, derrochar sin penaç
lo que no se gastaba ni en un año.

VII

Con su aspecto perpetuo de almoneda,
cada tienda es bazar, alegre zoco,
el escondrijo, divertido y loco
de un anillo ducal o una moneda.

Es fleco de mantón, donde se enreda
el ayer, reunido poco a poco,
fragmento gris de capitel barroco
o laureada en su cojín de seda.

El Rastro... que recibe cada día
una hornada de historia que dormía
olvidada en su sótano o buhardilla...

El Rastro, que atractivo o displicente
seguirá siendo imán para la gente
ofreciendo un piano o una horquilla.

VIII

Anárquica, amarilla hemeroteca,
olvidados diarios antañones;
el bibliófilo husmea los rincones
los reatales de antigua biblioteca.

Un árabe, que viene de la Meca,
gesticula, ante un grupo de mirones.
En un escaparate, tres velones,
una cuna infantil y una muñeca.

Un armario de luna que aún refleja
la pesada agonía de la vieja
que su espejo miró, por largos días...

Porque el Rastro es así, de risotada,
de parecer que no ha pasado nada
y atesorar secretas agonías.

jueves, 29 de mayo de 2014

“Sueños de la Razón” 1978 Varios Autores


de Leopoldo María Panero

NU(N)CA

Vi cuatro mujeres luchando por los senos de un muerto,
vi cuatro mujeres luchando solas, más tarde,
por la posesión del soplo
y disputando con sus uñas feroces por el Abel Garmín que
abandonaba feliz aquellos huesos.

Hay cuatro mujeres que robaron mi fetidez sensible
y mi podredumbre en el cadáver que aún respiraba
lentamente dejando
salir de allí mi alma con su pedo.

Y esos cuatro seres aguardan ahora el resto
sanguinolento de mi espíritu
y habito para siempre en la carnicería de sus bocas
y día a día bajo del nido de sus nalgas
para saber entero en lo insensible del tiempo
cuál era el sentido que no aprendí del cielo
como cae debajo la palabra nunca.

jueves, 15 de mayo de 2014

“La balada de Molly Sinclair” 2014 Juan Vico


RAPIDO

La zapatería de mi abuelo olía a betún,
a cuero húmedo y a herrumbre.
El olor de la zapatería de mi abuelo
se superponía siempre al juego caprichoso
de la sombra y de la luz
de modo que uno
no sabía muy bien si ese aroma grasiento condicionaba
la obscuridad excesiva del cuartucho tubular
o si era tan solo que la tarde
se empeño en traer consigo en su caída
el impreciso perfume de ciertas horas bastante más tenebrosas.

Aunque este no debería ser el enésimo poema 
acerca del paraíso hecho trizas de la infancia, 
protagonizado por otro abuelo recién salido
de una película sobre la Guerra Civil,
entregado a reparar nuestras memorias
con sus manos esculpidas en granito y sangre seca,
esas tercas manos que tan bien quedan
en los poemas
acerca de la infancia y la Guerra Civil.

Porque el olor de la zapatería de mi abuelo,
el autoritario claveteo del martillo,
el rumor de la cuchilla y el punzón,
se limitaban a pegárseme en la ropa 
muy lejos todavía de la carne,
muy lejos de la idea de la vida,
para desmoronarse tristemente como una costra
en cuanto volvía a pisar la cuadrícula de las aceras
y marchaba
cuesta arriba
sintiendo la presión del esfuerzo de las rodillas,
la caricia sobre la nuca
de un sol proletario y escolar.

La zapatería de mi abuelo olía a madera vieja,
a piel viva y a piel muerta,
como todas las zapaterías.

domingo, 11 de mayo de 2014

“Poemas de Mao Tse Tung” 1970 Mao Tse Tung


NIEVE

-según la melodía Sin Yuan Chun


Panorama del norte: cien leguas bajo el manto de la nieve,
mil leguas en que la nieve danza.
A cada lado de la Gran Muralla, sólo una blanca vastedad.
En el río, de extremo a extremo,
El caudal está helado y perdido el oleaje.
Las montañas danzan y danzan
Como serpientes de plata;
elefantes de cera, las tierras altas se deslizan
como si compitieran con los cielos.
Y en los días de sol,
veréis un traje rojo sobre el blanco:
deleitosa hermosura.

Soberana belleza del paisaje,
innumerables héroes lucharon por rendirle homenaje.
¡Ay de estos héroes! Chin Shi Huang y Han Wu Di
No tenían un lustre de cultura;
Tang Tai Tsong y Sung Tai Tsu, emperadores,
carecían del suave don poético
y Gengis Khan,
favorito del cielo por un día,
sólo sabía disparar sus flechas al águila dorada.
Ahora son pasado, ahora se han ido.
A los hombres gallardos y gentiles
los hallaremos en nuestros propios días.


jueves, 8 de mayo de 2014

“Contra España y otros poemas no de amor” 1991 - Leopoldo María Panero


EL AULLIDO DE JOSÉ DE ARIMATEA

Mataron a mi hijo en la montaña
un animal se esconde entre los arboles

---



TÁNGER
(Café Bar Tingis, Zocco Chicco)

Morir en un water de Tánger
con mi cuerpo besando el suelo
fin del poema
y verdad de mi existencia
donde las águilas entran a través de las ventanas del sol
y los ángeles hacen llamear sus espadas en la puerta del retrete

donde la mierda habló Dios
deshaciéndose
poco a poco entre las manos
en el acto de la lectura
y una paloma
sobre cuerpos nudos de árabes
caminando, bárbaros, sobre la lluvia
y sobre la tumba del poema implantando sus espadas
y la muerte.

Y un niño harapiento lamió mis manos
y mi cuello, y me dijo <
es hermosa ciudad para morir>>
verás cómo los pájaros se arrastran y escupen agua por las narices

cuando mueras
y como Filis me abraza y la ciudad se rinde
ante el asedio de los condenados
prefiero vivir al asedio de nadie
con una marca de mierda en la frente.

lunes, 5 de mayo de 2014

“Memorias del bosque de agua” 1992 - Aurora Reglero Peña


Lenguas De fuego
Me recorren el cuerpo
 cuando entras por la puerta de la calle.

¿Es la necesidad de tí,
o la necesidad de mi misma sobre tu cuerpo?

----

Llevaré los bolsillos de llenos de viento
del viento de aquella mañana,
de azucarilllos comprados
para dárselos a los caballos,
de hojas de eucalipto
y de gotas de mar embravecido
para que no se me olvide nunca
el momento en el que me besaste 
por primera vez.

----

 Arcano número uno.
De pie.
A su lado se alzas la muerte
 con mariposas blancas en sus manos.
El mago
Repleto de yedras
Que se van desecando.

lunes, 28 de abril de 2014

“Las moscas lo devorarán todo” 2010 - Kutxi Romero versus Sor Kampana


Nos descubriremos mezquinos,
ignorantes,
asesinos,
traidores.
En definitiva:
hombres.
Hombres apurados
las últimas bocanadas
de monóxido de carbono
entre el batir de alas.
Hombres libres
con la vergüenza
 de sabernos culpables.
Culpables del acto y la palabra,
de la puñalada y la sutura,
del germinar y el abandono.
Pero no hay quien nos ajusticie.
No existe quien accione 
el mecanismo de la silla eléctrica 
ni quien nos conduzca al paredón:
todos huyen, despavoridos.
Esos que ven tan limpias
sus manos manchadas,
esos que alquilan su voz
cercenando gargantas
esos solidarios de pastel
que solo sienten tedio;
esta es su estafa
y su condena,
el color con el que falsean 
su mirada.

martes, 22 de abril de 2014

“El criollo estaba con una india” 1969 - Luis J. Sánchez-Cuñal


Tres horas navegando en silencio, interrumpido únicamente 
por el estruendo del motor 
y los disparos del Capitán, que se empeñaba en hacer blanco 
sobre los caimanes, fallando siempre. Luego, sacando la pistola, 
se fue hacia la proa y trató de matar alguna garza, 
con los mismos resultados negativos. Esto le daba cierto gusto al Mestizo, 
que no veja objeto en matar un animal si no se iba a provechar en algo. 
Además, se daba cuenta de que el Capitán tiraba muy mal, 
y pensaba que esto le daría una oportunidad más de salvación de don Gilbero. 

sábado, 19 de abril de 2014

“Treinta noches” 2006 - Felix J. Caballero


Hijo del verbo, carne de lenguaje, 
Herido por el fuego en la laringe, 
Malogrado y fatal como la Esfinge,
Soy la declinación de mi linaje.

Hice de la palabra santuario
Ocultando mi vida en el fonema
Y hallando en las entrañas del poema
Materia para un sueño visionario.

La madre de mi alma es la palabra
“Destino” con mi sangre escrita y fuerte
Anhelo más profundo que la muerte.

Lejos de la mecánica macabra 
Que rige el mundo yo sueño y escribo,
Y en la distancia de mis versos vivo.

sábado, 12 de abril de 2014

“Circo Varado” 1999 - Victor M. Díez


Noche de magia. Maestro desaparecedor
anuncian los altavoces. Escapismo.

Hacer un arte de la oquedad.
Pero no hay escapatoria.
La identidad es una lápida repetida
que cada amanecer cae en sus brazos
como un hijo abandonado.

Por eso anhelan madres amnésicas
que sepan confundir sus llaves bajo las nevadas
y no recuerden ni sus nombres ni sus rostros.

miércoles, 2 de abril de 2014

“Cajas de música difíciles de parar o el desencanto de Nacho Vegas” 2012 - Carlos Prieto


Paso les hores muertes 
mirando´l fumo, mirando´l fumo. 
La lluna, ella sorríe 
y yo me consumo. 
Y ye la canción de la duermevela, 
y ye la canción que na mio alma suena. 

Cuando diba dormime 
llegó la Muerte, llegó la Muerte. 
Acarició mio cuerpo 
y leyó mio mente. 
Y ye la canción de la duermevela, 
y ye la canción que na mio alma suena. 

Ella faló despacio, 
díxome "fíu", díxome "fíu". 
Yo-y respondí "mios padres 
son el olvidu 
y la canción de la duermevela, 
y la canción que na mio alma suena." 

Sabe dulce esta nueche 
que nun termina, que nun termina. 
Sabe dulce ente´l fumo 
de la heroína. 
Y ye la canción de la duermevela, 
y ye la canción que na mio alma suena. 

Una cosa na vida 
ten por segura, ten por segura: 
al final sólo hai soledá 
y amargura. 
Y ye la canción de la duermevela, 
y ye la canción que na mio alma suena. 

Y aunque agora otra vuelta 
se fae de día, se fae de día, 
na mio mente pervive 
la melodía 
de la canción de la duermevela, 
de la canción que na mio alma suena.

miércoles, 19 de marzo de 2014

“Vaterías” 1973 - Antonio Sanchez Tarazaga


Cuando se piensa con los pies se suele andar de cabeza
----
Quien te da un hueso no quiere verte muerto. 
En efecto, no quiere verte muerto. Pero sí que te mueras.
----
No dejes para mañana lo que puedas hacer hoy. Así que a divertirse en seguida.
----
Más vale tarde que nunca; más nunca que mal .